Visita mi Blog dentro de los Blogs de Noticias en Coobis.
Mostrando entradas con la etiqueta CURIOSIDADES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CURIOSIDADES. Mostrar todas las entradas

miércoles, 24 de julio de 2013

INCREIBLE;Lanzan un Abrigo hecho de pelo de pecho de hombres


Si te pareció raro y extraño el vestido de carne de Lady Gaga, o los collares de calaveras de Faisan. Espera a ver este nuevo diseño de abrigo, hecho de pelo de pecho de hombres!! Sin embargo, el último diseño no solo parece algo totalmente novedoso sino que además es algo espeluznante. 

Se trata del tapado hecho a base de vello de pecho y espalda de hombre. El abrigo, presentado por la empresa Arla, forma parte de la campaña de venta de su nueva bebida Wing-Co, a base de leche chocolatada y dirigida al mercado masculino. 

 Según indicaron desde la empresa, la prenda tiene una marcada intención y es "llamar la atención a los caballeros de la nación (hablan de Inglaterra) a manera de animarlos a volver a adoptar los valores de los hombres de antaño que se reían con indiferencia frente a la adversidad y volver así a estar orgullosos de su abundante hombría". El sobretodo a base de pelo humano se tasó a 2,499 libras, algo así como 20 mil pesos argentinos. Fuente:EsRealidad.com

martes, 23 de julio de 2013

Mira como este fotógrafo nada con una enorme anaconda de 8 metros

Mira como este fotógrafo nada con una enorme anaconda de 8 metros (Fotos). ¿Quien no recuerda la película Anaconda? Enormes serpientes que tragan personas vivas es la trama de la película, un temerario fotógrafo echo por la borda esos mitos. Sin miedo a nada, el fotógrafo Franco Banfi fotografió y hasta nadó con una enorme anaconda.

Las imágenes capturadas en Mato Grosso, Brasil, muestran a la enorme anaconda de 8 metros en su habitat natural. El fotógrafo de 53 años, no tenía miedo pues la anaconda se había devorado un carpincho, y no deseaba comerse a una persona como su segundo platillo. 

jueves, 28 de abril de 2011

Que se habla en un carro público?

Mucha gente no sabe lo versátil que puede ser un carro de concho, como popularmente le llamamos en nuestro país. Lo fácil que resulta la interacción entre diferentes clases sociales: La estudiante de PUCMM con la de la UTESA, el que vende agua en los semáforos con el abogado que se le dañó el carro y lo tiene en el taller, la maestra que sale de trabajar de la escuela pública y se le ve preocupada…con la mirada distante, y la ama de casa que anda apresurada porque son las once y se le pasa la hora de cocinar…Pero en ése carro, todos somos iguales, las opiniones valen igual, tan igual como lo que cuesta el paaje y el chofer lanza un suspiro y el primer comentario que desata los diferentes criterios: “Este paisito…no hay quién lo aguante!” exclama el chofer, secándose el sudor mientras espera la luz verde para continuar su acostumbrada ruta.

“Bueeeno!” corrobora el vendedor de agua, “No, ombe pero e´pa lante que vamos!” dice en tono sarcástico el abogado, “Miren, yo vengo del hospital que tengo mi esposo interno, y ahí no hay de ná…eso parte el alma y uno con qué lo lleva a una clínica…” se desahoga la ama de casa “Yo si no vuelvo a votar”! dice la estudiante de PUCMM mirándo por la ventanilla…”Pero tenemos metro!” agregué en tono jocosa tratándo de buscarle el lado humorístico a la situación. Todos ríen y siguen quejándose de la situación que enfrenta nuestro país…

A medida que avanza el carro, se desmonta uno y sube otro pasajero que tiene sus propios conceptos de la problemática y se van cambiándo los temas, desde el video de Figueroa Agosto con Sobeida en Puerto Rico, hasta el tranfugismo que está de moda en los partidos mayoritarios…

El carro de concho es un medio de transporte pero además lo hemos convertido en un medio de interacción y desahogo, le recomiendo a cualquier funcionario el gobierno que me lea y que quiera conocer lo que verdaderamente opina la gente de él, que mande su gente a abrir temas referentes a su persona… no se imagina la sopresita que se podría llevar! y hasta se ahorraría dinero en encuestas que muchas veces, por no decir todas, son truqueadas.